martes, 31 de diciembre de 2013

PRIDIE KALENDAS IANUARIAS

Al comenzar el año, en los días de las Kalendas de enero, los romanos celebraban las strenae en las que ofrecían sacrificios rituales e intercambiaban presentes. Se adornaban la entrada de las casas con ramas de laurel para atraer el éxito en la vida y se regalaban recipientes u objetos de terracota (pequeñas vasijas, lucernas o medallones) o vidrio, monedas o frutos de la naturaleza como dátiles, higos secos y miel, alimentos cargados de valor simbólico para propiciar un año nuevo próspero y feliz, ya que el sabor de lo dulce despedía el camino emprendido por el año viejo y traía buenos augurios para el siguiente (los dátiles simbolizaban el prestigio y la riqueza, los higos el amor y la miel la salud). Esta tradición de las strenae se ha mantenido hasta la actualidad en los frutos secos que se consumen en las fechas navideñas y que se suelen regalar como aguinaldo.



El paso del año nuevo era el paso de un tiempo viejo a un tiempo nuevo representado por Jano, divinidad de las dos caras, dios de las puertas, de los pasajes y de los cambios al que, al iniciarse el nuevo año, se ofrecían como presentes incienso y una torta de trigo y sal horneada o frita y servida con queso y miel.


Y el día de Año Viejo, según menciona Petronio, parece ser que algunos tenían reservada fuera de casa su comida principal ( su cena)... tal vez  con cotillón.


ANNVM NOVVM FAVSTVM ET FELICEM 
VOBIS EXOPTO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada